BUSCAS TRABAJO

¿BUSCAS TRABAJO?
Acabas de conseguir un puesto de trabajo, el de Product Manager, y has de lanzar al mercado un nuevo producto. Eres responsable de su imagen, de su calidad y también has de hacer un estudio de su lanzamiento. De este nuevo producto no vas a tener que vender grandes cantidades, tan solo una unidad. TÚ. Porque tú eres el “producto a vender”.

Primero has de conocer bien este producto que vas a lanzar. Profundiza en sus características. Analiza como reaccionas y como eres: tus defectos, tus cualidades, tus limitaciones, tus aptitudes.

Y a continuación analiza dónde y cómo vas a vender este producto.

¿Dónde vender este producto que eres Tú? Responde a los anuncios de la prensa que te puedan interesar. También envía espontáneamente tu currículum a empresas de trabajo temporal y también a las de selección de personal y busca en internet en las webs de trabajo a ver si encuentras lo que deseas. Haz una relación de todas las personas (amigos, familia, ex profesores, ex compañeros de trabajo, ex jefes, etc.) que conoces y a las que te puedes dirigir explicándoles que buscas un puesto de trabajo y pásales tu currículum. Las relaciones personales, funcionan más de lo que nos pensamos.

Y ahora ¿cómo vender este producto que eres Tú?, A través del currículum y la entrevista, utilizando las cuatro fases de la venta, tu venta: atención, interés, deseo y remate.

El currículum es la herramienta más importante en este proceso.

A la simple vista del currículum has de captar la “atención” de la persona que lo haya recibido.

Su lectura ha de mantener el “interés” de quien lo haya recibido.

El “deseo” de conocer a quien pueda haber tras este currículum, hará que te citen para mantener una entrevista.

Finalmente habrás de ser tú que en la entrevista gestiones el “remate” para conseguir el puesto.

El currículum

Ha de ser el espejo de tu historial académico y profesional. Esmérate. Es tu tarjeta de presentación, pues tú lo sabes todo sobre ti y en cambio los otros lo desconocen todo. Y es a través del currículum donde se harán una idea de lo que has hecho y sabes hacer.

Para que esto sea así, el currículum debe ser breve, conciso, bien hecho, entendible y organizado. Debe ser lo más perfecto posible sin faltas de ortografía, y original, es decir, no entregues fotocopias.

El currículum ha de tener varios apartados: datos personales, formación académica, experiencia profesional, idiomas que sabes, informática que conoces y finalmente empresas y nombres de personas con las que se puede contactar para pedir referencias tuyas.

La entrevista

Es muy importante la primera imagen que capte de ti la persona que te entreviste. La forma de vestir ha de ser natural. Utiliza ropa diaria discreta ya que no se trata de disfrazarse ni de llamar la atención. Ir perfectamente aseados sin perfumes exagerados. Y tener en cuenta que para según qué trabajos hay empresas que evitan contratar personas que lucen el cuerpo demasiado tatuado.

Para que tu entrevistador o entrevistadora se haga una idea de la persona que tiene delante, que eres tú, lo que quiere es contratar a alguien que luego no resulte ser otro. Muéstrate tal como eres. Te va a estudiar y analizar y emitirá un juicio que será clave para pasar o no, el proceso de selección.

Si has pasado alguna mala experiencia en otras entrevistas piensa que tan solo fue una experiencia que ahora te puede servir de mucho en la siguiente entrevista.

Prepara la argumentación antes de la entrevista.

Debes saber tus verdaderas respuestas. No te aprendas de memoria una respuesta preparada: se darán cuenta. Si notan algo que suene a falso, irán a por ti.

Has de saber exponer y responder adecuadamente: tono, volumen, claridad de la voz, fluidez...

Interésate por la empresa, cuál es su actividad y que puesto de trabajo desempeñarías si te admiten.

Qué cualidades requiere el puesto a cubrir.

Las tareas que se han de realizar.

Las responsabilidades que acarrea.

De quién dependerás.

Posibilidades de formación y promoción.

Exigencias del puesto: horarios, calendario anual.

Muestra interés y escucha atentamente y pide que te expliquen las aclaraciones que necesites.

No intentes engañar, pero responde con astucia, sin mentir.

Reformula positivamente traspasando lo negativo a positivo.

Sé una persona sincera y auténtica en la medida de lo posible, lo razonable y sobre todo de lo convincente. Recuerda que ante perfiles similares escogerán a la persona que muestre más interés por el puesto.

A las empresas les interesan los logros conseguidos para poder valorar un nuevo posible colaborador. Es por lo que has de recordar también, como complemento a las respuestas que te habrás preparado, tres situaciones personales de tu vida en las que hayas conseguido logros personales o profesionales. Te servirá para explicar en cada una de estas situaciones tu actitud y el logro conseguido.

Prepárate a responder sin acritud preguntas críticas que pueden hacer referencia a tu vida privada. Pueden ponerte contra las cuerdas. Responde a ellas de forma asertiva, es decir ni callándote por temor al qué dirán, ni respondiendo agresivamente.

Buscar trabajo ya es un trabajo a jornada completa. Recuerda en todo momento que estás tratando de vender una unidad de un producto: TÚ.